jueves, 11 de febrero de 2010

Cervezas Quilmes

Cerveza Industrial desde Buenos Aires, Argentina.



Pale Lager: color amarillo pálido y sumamente cristalino, espuma blanca y porosa de baja retención. En aromas ya se reflejan los matices de etanol encargados del “dolor de cabeza” de los que el publico tanto se queja (alcoholes superiores), fondo de cereales, acidez. Cuerpo ligero de muy alta carbonatación, graduación alcohólica de 4,9%. Paladar muy neutro, pronunciada acidez, final de amargor moderado sumamente aguado. Difícil como para tomarla sola ya que su sabor es muy acido y neutro, de hecho, bastante desagradable.



Red Lager: color rojizo caramelo sumamente cristalino, espuma blancuzca y porosa de muy baja retención. Aromas donde se repite una fuerte acidez, muy neutra, con esfuerzo quizá se pueda llegar a sentir alguna nota de lúpulo, acetona, para nada agradable. Textura semicremosa, ligera, gasificación alta, graduación alcohólica de 4,7%. Paladar donde otra vez se repite la acidez, sensación de almidón de arroz, muy bajo caramelo y leve frutado, no la pude terminar.



Bock: Color cobrizo limpio y oscuro, espuma beige claro de baja retención. Aromas totalmente neutros, acidez, metálico, acetaldehído. En boca la carbonatación es alta, cuerpo de tendencia robusta. Paladar acido, muy tenue tostado y un fugaz punto de caramelo, todo rodeado por una fuerte sensación de maíz y acidez. Graduación alcohólica de 6,3%. Una Bock de pésima calidad.



Stout: Color marón cobrizo oscuro y cristalino, espuma beige de mediana retención. Aromas donde sobresalen acetona y DMS (dimetil sulfuro) bastante desagradables, fuerte dulzor y levadura por detrás. En boca se presenta levemente cremosa, carbonatación media, graduación alcohólica de 4,8%. Paladar de intenso dulzor, amargor nulo, láctico, muy bajo tostado. Esta Stout tiene sabor a fermentación y levadura Lager, como a una especie de Schwarzbier de poca calidad. Obviamente se fue por el inodoro.

Hacía mucho tiempo que no consumía una cerveza de esta marca, realmente no esperaba encontrarme con productos tan desagradables. Una lástima que una empresa que cuenta con los medios tanto económicos como tecnológicos no elabore un buen producto.
Saludos!!

5 comentarios:

  1. Malas malas malas, cuando las probé me parecieron hechas a mala idea.

    ResponderEliminar
  2. "Una lástima que una empresa que cuenta con los medios tanto económicos como tecnológicos no elabore un buen producto."

    Para qué, si tienen el mercado casi copado.... No les hace falta...

    ResponderEliminar
  3. Eduardo, sos un Valiente!!! Cuanto coraje se necesita para hacer lo que vos hiciste, jajajaja.
    Concuerdo con cada descripción como así también con el comentario de Filósofo. Para que se van a esforzar si el mercado lo tienen ganado. Prefieren invertir el dinero en publicidad y no en mejorar la calidad de su producto.

    Salud-os.

    ResponderEliminar
  4. Cuando estaba en Colombia, veía la publicidad de Quilmes y me imaginaba tomarla bien fría.
    Una vez visité Mendoza-Arg. y que decepción me llevé.
    Aquí en Chile la compré un día para darle a probar a mi hermano recién llegado de Colombia y fuimos 2 los decepcionados.
    Que lástima.

    ResponderEliminar
  5. Hum, tengo un amigo que anduvo de vacaciones en Buenos Aires y me comentó también lo malo de la Quilmes. Pero este tipo de ejercicio sirve para comprender el gusto por la buena cerveza, como dije alguna vez, son un mal necesario.

    ResponderEliminar